DEPRESIÓN - Consultas de Psicología
Psicologia en barcelona, trastornos del ánimo y la ansiedad
Psiquiatras, psicólogos en Barcelona, trastornos, ansiedad, trastornos de ánimo psicologo
16059
page-template-default,page,page-id-16059,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive

TRASTORNOS DEL ÁNIMO

Los trastornos del estado de ánimo se relacionan con los desórdenes de la afectividad.  El estado de ánimo de las personas no tiene un diagrama plano o lineal , como bien sabemos el estado de ánimo es voluble y cambiante dependiendo de diversos factores como son:

Los rasgos de la personalidad: Hay personas cuyo estado de ánimo es más jovial, enérgico con mayor iniciativa y vitalidad mientras que otras personas tienen un estado de ánimo más bien bajo, con tendencia a la tristeza y el pesimismo. Por último encontraríamos aquellos estados de ánimo  con tendencia a variar  con gran facilidad y con independencia de los factores externos.

 

Factores externos: Entendemos por factores externos a las condiciones personales, sociales, económicas, culturales que pueden influenciar en el ánimo de las personas como también su experiencia vital.

 

Variaciones cíclicas:  Independientemente de los factores que hemos explicado hay personas que tienen un ritmo vital que hacen variar su estado de ánimo en función del momento del día y de los meses del año. Por ejemplo aquellas personas que tienen un ritmo matutino notarán mayor vitalidad y fuerza anímica en las horas de la mañana descendiendo y notando cierto ‘bajón’ en las horas de la tarde-noche el efecto contrario se da en aquellas personas que entrada la tarde sienten mayor vitalidad para concentrar su actividad intelectual, social … De igual modo hay meses del año como la primavera donde se siente mayor euforia que se contrapone a los meses invernales de aletargamiento.

 

Cuando el estado de ánimo se ve afectado en su día a día convirtiendo la tristeza  y el decaimiento en la normalidad es probable que estemos sufriendo una depresión. hay distintos tipos de depresión como también distintas causas por las que se padece. En cualquiera de los casos conviene acudir a un especialista y recibir el tratamiento adecuado para solucionar y mejorar la calidad de vida bajo un estado depresivo.

TIPOS DE DEPRESIÓN

 

Trastorno Depresivo Mayor

 

Es uno de los trastornos psicológicos y psiquiátricos con mayor prevalencia entre un 10% y un 25% de la población general.

La sintomatología que se suele dar en este trastorno es la siguiente:

 

  • Tristeza profunda y persistente sin causa aparente. Sentimiento de tristeza y vacío y en el caso de los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.
  • Disminución del interés y placer por las actividades y personas. Disminución del apetito sexual, la líbido. Desinterés por las actividades sociales e interpersonales.   
  • Sensación subjetiva de fatiga y pérdida de energía. Las actividades cotidianas requieren de un gran esfuerzo.
  • Sentimientos inadecuados de de inutilidad, culpa o pecado  y autoreproches.
  • Presencia de pensamientos entorno a la muerte e ideación de suicidio bien sea de forma abstracta o concreta.
  • Dificultad para pensar, concentrarse y tomar decisiones.
  • Insomnio de segunda hora: entre las 4 y las 6 de la madrugada
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor.

Distimia

 

A diferencia del Trastorno depresivo mayor se caracteriza por una menor gravedad de los síntomas y por la presencia de ansiedad su curso es de mayor duración con tendencia a la cronicidad.

 

La personas con Distimia tienen un mayor sentimiento de desesperanza y mayor malestar psicológico manifiesto en el desencanto con la vida y el futuro.

 

La fuerte ansiedad y la fluctuación del estado de ánimo también generan una  baja autoestima.

 

Trastorno ansioso-depresivo

 

Es una mezcla de estados ansiosos y depresivos, en general moderada.

 

Trastorno afectivo estacional

 

Se presenta  de forma regular y repetida, coincidiendo con los  cambios estacionales, en general, en otoño e invierno, y asociado a los cambios de luz. Somnolencia excesiva, apetencia por los hidratos de carbono junto con los síntomas típicos de la depresión, destacando la fatiga.

 

Durante los meses de diciembre, enero y  febrero se tiene un cuadro depresivo leve o moderado en el cual predomina la apatía, más que la tristeza, acompañado de una inhibición de la conducta. Necesidad de aumentar las horas de sueño y sobrealimentación en muchos casos y bajo rendimiento laboral. Estos síntomas conllevan un retraimiento en las relaciones sociales.

Trastorno Bipolar

 

Los trastornos bipolares en comparación con otros trastornos afectivos son menos frecuentes, se inician en una edad más temprana el 50% de los casos se manifiestan alrededor de los 30 años y tienen mayor prevalencia en personas con antecedentes familiares.

 

Hablamos de un trastorno bipolar cuando se alternan episodios depresivos con las características de la depresión  junto con episodios maníacos, hipomaníacos o mixtos.

Síntomas de un episodio maníaco:

 

Afectividad. El estado de ánimo es elevado, expansivo o irritable, La persona se siente pletórica, optimista e infatigable; la autoestima crece desmesuradamente y se expresan sin inhibiciones ideas de grandeza o extraordinariamente optimistas. Pero el humor es desmesurado, la alegría fácilmente se puede convertir en irritabilidad especialmente cuando el entorno contradice.

 

El pensamiento se muestra acelerado aumentando su velocidad y manifestándose en un lenguaje rápido, con poca reflexión, espontáneo y con disminución del tiempo de respuesta.

 

El contenido del pensamiento es optimista, con ideas sobrevaloradas y una gran actividad imaginaria. En casos extremos estas ideas sobrevaloradas pueden ser delirantes, es decir, con poca percepción realista, con índole ficticia pese a que se viven como reales generando en muchas ocasiones gran angustia. El pensamiento maníaco en muchos casos se relaciona con una percepción de la identidad grandiosa, de riqueza y con una misión especial.

 

El  lenguaje y la atención se muestran dispersos con cambios constantes de tema e intereses,  desorganizado y con dificultad de concentración.

 

Desinhibición:  Hipersexualidad, comportamientos sociales inadecuados y con implicación de riesgos. Necesidades placenteras en compensación que pueden tener consecuencias graves.  

 

A nivel de actividad motora hay una gran necesidad de actividad física y disminución del sueño con un apetito normalmente aumentado por la propia actividad.

Ciclotimia

 

Manifestaciones leves e imprevisibles con cambios frecuentes de estado de ánimo (de la euforia a la tristeza) en varios días, sin motivo aparente. Se muestra inestabilidad emocional.

 

Depresión Postparto

 

La depresión posparto es un trastorno del estado de ánimo que afecta a algunas  mujeres después de dar a luz. Las madres que padecen depresión posparto tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio dificultando la actividad diaria y el cuidado de sí mismas y de otras personas.

 

La depresión es debida a varias causas tanto físicas como emocionales. Después del parto los niveles hormonales (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente afectando a su estado de ánimo.

 

Además de ello, la nueva etapa que se inicia genera cambios importantes en la vida de las madres y de la familia necesitando un periodo de adaptación y de gestión de la maternidad.

 

La depresión postparto tiene muy buen pronóstico y respuesta al tratamiento psicológico.


Nombre*

Correo electrónico*

Asunto

Mensaje


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.