¿Por qué cambian mis Obsesiones TOC? Sergio Lara Psicólogo.
Sergio Lara. Entender el TOC para ponerle fin es necesario. Artículo para entender ¿Por qué mis obsesiones cambian de contenido? ¿Cómo puedo poner fin al TOC?
TOC, Ansiedad, Depresión
16509
post-template-default,single,single-post,postid-16509,single-format-standard,bridge-core-2.2.8,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
Obsesiones TOC

¿Por qué cambian mis Obsesiones?

Tipos de TOC

Hay muchas maneras en las que se materializan las obsesiones de una persona con TOC.  Esto da lugar a diferentes tipos de trastornos obsesivos.

  1. TOC homosexual
  2. Obsesión por la limpieza
  3. TOC de celos 
  4. Miedo a la muerte 
  5. TOC de amores
  6. Miedo a hacer daño 
  7. TOC religioso 
  8. TOC de enfermedad
  9. TOC de pedofilia  
  10. TOC de memorias falsas

 

Si quieres aprender más sobre ello puedes dirigirte al apartado tipos de TOC de mi web  https://www.consultapsicologiabcn.com/terapia-toc/

Algunos de estos tipos de TOC son poco conocidos por la sociedad, pero, sin embargo, son comunes en un porcentaje significativo de personas que comparten semejanzas en el contenido de sus obsesiones y en sus correspondientes ritualizaciones siendo común en muchos casos transitar por diferentes obsesiones a lo largo de su vida y el desarrollo del propio Trastorno Obsesivo.

No siempre te puedes identificar con un Trastorno Obsesivo con/sin Compulsión, concreto, puesto que tus pensamientos obsesivos, recurrentes e involuntarios, cambian de contenido y no se rigen por una temática aparentemente específica.

¿Por qué cambia el contenido de las obsesiones en el TOC?

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) está clasificado como uno de los diferentes tipos de  trastornos de ansiedad (DSM-IV).

En el TOC, el miedo es la emoción motora de la ansiedad, que se expresa a través de pensamientos obsesivos y recurrentes que la persona que los padece intenta erradicar a través de la evitación, ritualización, control… Con ello encuentran alivio de la sintomatología ansiosa temporalmente, agravándose in crescendo en el transcurso del trastorno.  

El miedo

La función básica y fundamental del miedo es: la supervivencia. El miedo es tan propio de los animales como también de los seres humanos. Está considerado una de las emociones primarias e instintivas que permite adaptarnos.

El problema del miedo es cuando se convierte en disfuncional y dificulta la vida; convirtiéndose en un miedo neurótico cuando la intensidad del mismo no tiene relación con el peligro.

El miedo se puede  generar por diversas causas relacionadas con el bloqueo de los instintos: una educación estricta con poca libertad de decisión, experiencias traumáticas donde la situación se escapa del control de la persona y/ o bien por estar sometido a  un estrés continuo que no permite al sujeto adaptarse y desarrollar su naturaleza instintiva.

Si sabemos cómo se ha desarrollado el trastorno obsesivo y los motivos que lo han generado, entenderemos el contenido de las obsesiones y los cambios de contenido.  En este artículo sinteticé como entiendo el TOC y como se desarrolla  https://www.consultapsicologiabcn.com/cuales-son-las-causas-comunes-en-la-infancia-y-adolescencia-que-causan-toc-en-la-edad-adulta/.

Si la persona es propensa a desarrollar diferentes obsesiones con diverso contenido que no se asemejan entre sí, es probable que las funciones de su desarrollo adaptativo se encuentren afectadas  a causa de diversos conflictos internos que bloquean su capacidad instintiva. También puede ocurrir que a causa de la cronificación del trastorno, por  no ser  tratado o no tratarlo  con éxito, ha ido entorpeciendo a la persona, generando tanta inseguridad que se pregunte constantemente si piensa bien o no, que piensan los demás y negándose sus propias decisiones. La dificultad para tomar decisiones y la sensación constante de culpa y distorsión ‘neurótica’ de la realidad.  

Misma Temática

Sin embargo, otra probabilidad en el cambio de los tipos de obsesiones, y es que los pensamientos obsesivos sean diversos pero que sigan una misma línea concordante en la temática del contenido. En este caso, comparten el mismo origen, pero van mutando conforme evoluciona la persona y el propio trastorno.  

Un ejemplo podría ser un caso de Trastorno Obsesivo Compulsivo de contenido sexual en el que la persona tiene miedo o se obsesiona con la idea de cometer un acto sexual con niños (no existe atracción ni deseo solo es miedo a ese pensamiento) y posteriormente desarrolla miedo a tener otra orientación sexual o perpetrar un acto violento…

Otro ejemplo sería el de aquellas personas con TOC de celos que en muchas ocasiones el propio miedo también les lleva a desarrollar ideas obsesivas acerca de Infecciones de transmisión sexual. Como viven con tanto realismo que sus parejas le son infieles, empiezan a plantearse la idea de tener un enfermedad de transmisión sexual, convirtiendo el pensamiento en una obsesión derivada de la inicial.

O bien pensamientos que giran en torno a la autodestrucción… bien sea a través de la enfermedad, de peligros externos o la posibilidad de morir, de ser maltratado, objeto de burla. En ocasiones a lo largo del proceso terapéutico donde se restablece la autoestima del paciente y evidentemente antes de finalizar el proceso, las ideas obsesivas pueden modificarse y en lugar de  focalizarse en uno mismo se centran en el entorno: ‘Ahora yo ya no tengo peligro de muerte, pero sí mis familiares.’

Tanto en estos casos como en cualquier otro, es muy importante hacer un análisis exhaustivo de la persona, una anamnesis completa, historia y presente y profundizar en el contenido de sus obsesiones y de su psiquismo. Trabajo básico para cualquier tipo de TOC para después descentrarse del TOC y empezar a trabajar en las áreas más sanas de la persona y revertir los  daños causados por la experiencia aportando confianza, autoestima, asertividad y determinación. 

Muchas terapias se centran en el TOC y sus consecuencias. Trabajan sobre la sintomatología y la reducción de la misma con las técnicas de exposición y aprendiendo a vivir con TOC. El peligro de ello es que al no trabajar los fundamentos psicológicos que sostienen el trastorno, éste puede variar cambiando el contenido de sus obsesiones, es decir, aprendo a no tener una obsesión pero con el tiempo tengo otra nueva.  

Cómo tratar el  TOC 

El primer paso que sigo es iniciar un proceso analítico que nos permita entender de una forma específica que ha sucedido en la vida de la persona para llevarla a tener obsesiones.

Así, veremos cuál es su verdadera personalidad, analizar los conflictos y posibles traumas que ha habido en su vida y en la relación con su entorno. Se hará una anamnesis profunda donde se investigue con detalle su trayectoria vital presente, pasada e ideas de futuro sin perdernos en el pasado ni centrarnos en el análisis constante de cada suceso. Me gusta ser práctico y funcional. 

Una vez hecho el análisis, se procederá a tratar todos aquellos puntos de la personalidad más inhibidos y bloqueados a través de trabajo práctico y ejercicios que se dará en las sesiones hasta recobrar una identidad auténtica y conforme con la persona.

Subsanar desde el presente su trayectoria vital, el apego, la dependencia, la autoestima y hacer una apertura en la rigidez de sus mecanismos psíquicos que entran en conflicto con la vida de la persona. Para ello es necesario conocer tanto el inconsciente como el estado consciente y racional de la persona. Tomar conciencia de las necesidades e impulsos que  bloqueas y entrenarlos para volver a la vida.

 

Sergio Lara

Psicólogo Terapeuta 

NºCol.: 19697