Obsesión por la limpieza - TOC. Tratamiento. Sergio Lara psicólogo
Obsesión por la limpieza - TOC. Causas y cómo tratarlo. Claves para entender mejor y de forma sencilla el TOC.
TOC, Ansiedad, limpieza, obsesión
16498
post-template-default,single,single-post,postid-16498,single-format-standard,bridge-core-2.2.8,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-21.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
Obsesión por la limpieza - TOC

Obsesión por la limpieza. El Trastorno Obsesivo Compulsivo

Hay mucho escrito sobre la obsesión por la limpieza, de hecho, es el trastorno obsesivo más conocido. Sin embargo, en la mayoría de los casos, se focaliza mucho en los síntomas del trastorno y no tanto en la causa y en las soluciones, banalizando en muchas ocasiones la gravedad del trastorno. En este artículo se explicará cuál es la causa de la obsesión por la limpieza, qué efecto tiene en la vida diaria de la persona que lo sufre y cómo se puede superar este TOC definitivamente, sin popularizar en lo que muchos llaman TOC y es una simple costumbre o característica de la persona. 

¿Qué es la obsesión por la limpieza?

¿Cómo afecta la obsesión por la limpieza a la vida diaria de la persona?

¿Qué causa la obsesión por la limpieza?

¿Cómo se puede superar la obsesión por la limpieza?

 

¿Qué es la obsesión por la limpieza?

La obsesión por la limpieza consiste en un miedo excesivo a la contaminación y al contagio. Las personas que lo sufren perciben un riesgo exagerado de contaminarse o de contaminar a otra persona de su entorno.

Normalmente hay algo que tiene que ser “limpiado” y/o “purificado”, como los pensamientos obsesivos relacionados con la contaminación, accidentes o emociones no deseadas como rabia, odio o culpa.

Pueden tener pensamientos muy miedosos como, por ejemplo, tocar la barra en el metro y contraer una enfermedad grave, que por no fregar los platos “bien o suficiente” uno de sus familiares se contagie y  muera…

Para bajar la ansiedad que esto les produce suelen tener rituales de limpieza que les implican mucho tiempo y generan una frustración excesiva pero con ellos limpian y se protegen irracionalmente de la contaminación.

La limpieza puede ser muy extendida y abarcar la higiene personal, la limpieza de la casa, del entorno e, incluso, llegar a incluir la limpieza de las personas cercanas.

Para una persona con obsesión por la limpieza nunca es suficiente, incluso si han limpiado algo durante horas y horas. Nunca están satisfechos ni tranquilos con el resultado puesto que la contaminación y la obsesión con el ritual se reduce por poco tiempo necesitando volver a limpiar.  Esto les lleva a un círculo vicioso de limpieza constante y de desesperación que limita diariamente sus vidas

¿Cómo afecta la obsesión por la limpieza a la vida diaria de la persona?

En la obsesión por la limpieza, la persona tiene una preocupación por la higiene que le puede llegar a ocupar todo el día. Limpian la casa y sus diferentes cuartos durante horas, sobre todo los lugares que perciben que tienen más riesgo de contaminar como, por ejemplo, la cocina o el cuarto de baño. Pueden limpiar el mismo sitio varias veces e, incluso, con productos muy potentes, como la lejía generando ritualizaciones en la forma de limpieza con un orden estricto que ayude a que no tengan que tocar nada de lo que no ha estado limpiado previamente para no contaminar el proceso de limpieza y volver a empezar. Por ejemplo si me voy a duchar primero desinfecto los grifos una vez los grifos están desinfectados sin tocar con las manos contaminadas las desinfecto y así sucesivamente… 

Hay personas a quien les cuesta salir de casa porque sienten que aún no han limpiado lo suficientemente bien o no se han librado de la contaminación. Durante el trabajo se distraen frecuentemente pensando si habrán limpiado bien o sintiéndose culpables por poder haber contagiado a alguien de su entorno.

La higiene personal

En la obsesión por la limpieza, la higiene personal se puede convertir en una fuente de mucho estrés. Como el cuerpo se mueve por muchos sitios, puede estar casi siempre “contaminado” en la visión de una persona con TOC. Por lo tanto, se puede duchar durante más de una hora e incluso tener un orden específico para lavar el cuerpo. En caso de distracción, se repite el proceso desde el principio. También hay personas que sienten que tienen que estar constantemente lavándose las manos, llegando incluso hasta 40 veces al día dejando heridas en las manos. Otros, por otro lado, sienten tanta ansiedad después de haber pasado por lugares “contaminados” que tienen que lavarse la ropa al llegar a casa o, en casos más graves, tirarla.

La evitación en el caso de la obsesión por la limpieza suele tener un impacto importante en la vida de la persona. Pueden evitar lugares “contaminados” como, por ejemplo, hospitales, baños públicos, cementerios, el metro o, incluso, casas de amigos o de familiares si consideran que están contaminadas. También hay muchas personas con TOC a quienes les cuesta ver o tener contacto con personas o animales que están enfermos, que “no parecen sanos” o que tienen heridas. Esto puede causar problemas de comunicación y de entendimiento ya que es fácil e incluso lógico que las personas de su entorno se sientan molestas u ofendidas. Asimismo, pueden evitar tocar ciertos objetos, como baños, grifos, etc. o, incluso, no salir de su casa o de su habitación.

En algunos casos obligan a las personas de su entorno a limpiarse más veces, lavarse la ropa antes de entrar en casa, a no caminar descalzo o a no entrar en ciertas habitaciones del hogar.

¿Qué causa la obsesión por la limpieza?

La obsesión por la limpieza normalmente, nunca se puede generalizar, se origina en la infancia o adolescencia por causa de una ansiedad interna elevada. Acompañada de carencias afectivas y estigmatización entorno a la sexualidad, la libertad de expresión y el pensamiento libre teniendo por costumbre unos patrones muy rígidos y poco adaptables. 

Es común apreciar que han sufrido carencias afectivas y/o un desinterés por parte de los padres, lo cual les ha generado una gran inseguridad. La causas suelen ser multifactoriales y acompañadas de un detonante vital donde se inicia el TOC. 

Eventos traumáticos

También es frecuente que el niño haya vivido eventos traumáticos o periodos de estrés duraderos como, por ejemplo, una separación de los padres, un fallecimiento repentino, peleas constantes en casa o abusos emocionales, sexuales o físicos.

Ausencia de límites en la infancia

A veces también ha habido falta de límites personales. Por ejemplo; padres que obligan al niño a tener siempre la puerta de su habitación abierta. Esto le provoca que la identidad del niño se diluya y causa un gran estrés interior.

Sentirse rechazado

Algunos TOC’s de limpieza se originan en una separación física de sus padres (por ejemplo; vivir en un internado o con otros familiares porque los padres no quieren o no se pueden encargar del hijo). El niño suele vivir esto como un rechazo hacia su ser, lo cual le puede causar una baja autoestima, además de un gran nivel de ansiedad.

Padres excesivamente estrictos

En otros casos, tanto o más frecuentes, el niño ha vivido en un ambiente extremadamente rígido, autoritario, moralista, castigador, castrante, altamente religioso o miedoso. Por lo tanto, se genera un colapso en el sistema nervioso, debido al hecho de que el niño no se ha podido desarrollar con la naturalidad y espontaneidad que debería distinguir a un niño de un adulto.

Las emociones

La obsesión por la limpieza también puede tener su base en emociones “prohibidas”. Frecuentemente, las personas que lo sufren, sienten mucha culpa por cosas del pasado cuando eran realmente inocentes (juegos sexuales con otros niños, no haber estado más tiempo con seres queridos, etc.). En la vida adulta pueden sentirse culpables si no tienen ganas siempre de estar con sus hijos, o si quieren hacer actividades fuera de la familia. Esto puede hacer que cada vez se encierren más en la vida familiar, mientras quizás necesitan lo contrario.

Otras personas con obsesión por la limpieza pueden sentir emociones como rabia u odio con personas que ellos consideran que deberían querer como, por ejemplo, hermanos, hijos, padres o parejas. Por otra parte, pueden sentir deseos sexuales según su criterio  “no correctos”, por ejemplo, con otra persona que no sea su pareja e interpretarlo como algo relacionado con la infidelidad. Estas emociones les suelen generar un gran sentimiento de culpa, por lo que empiezan a limpiar para, de alguna forma, limpiarse de lo que ellos interpretan como “pecados”.

¿Cómo se puede superar la obsesión por la limpieza?

Para tratar la obsesión por la limpieza es importante que la persona desbloquee fisicamente su ansiedad y genere nuevos pensamientos más acordes y sanos para su salud a través del debate y de nuevas experiencias que le aporten bienestar. Reducir la rigidez mental que ha creado para sobrevivir y estimular una una vida más atrevida y apasionada.

Es esencial ayudar a la persona a procesar sus traumas y liberarle de la culpa que puede sentir frente su pasado y/o presente.

Además, también es importante que ayudemos a la persona a conquistar retos personales y a salir de su visión de las cosas siempre desde el entendimiento.  Que sea capaz de admitir sus deseos reprimidos. Le reforzamos hasta que tenga la fuerza para tener una vida más independiente, con aficiones y actividades personales que le motiven y para que recupere la autoestima perdida. 

Ganar asertividad, aprender a decir no ganando poder y confianza. 

Trabajamos para que se establezcan mejor los límites tanto los propios como los de su entorno hasta que pueda recuperar su identidad y fortalecer su psique.

Para que se pueda liberar del sufrimiento, también ayudamos a flexibilizar el pensamiento. Esto ayuda a juzgarse de forma menos severa por el hecho de tener deseos y, a veces, emociones negativas.

Finalmente ayudamos a la persona a aceptarse a sí mismo/a y a conseguir una vida más coherente con su forma de ser y de pensar.

Sergio Lara 

Psicólogo Terapeuta 

NºCol.:19697